Jamás había hecho un trío, hasta que ví a Valeria e Ingrid, dos escorts universitarias de Universitarias Catalanas. Había conocido a muchas chicas, pero ninguna era capaz de querer hacer un trío conmigo y otra chica. Parece que es un tema “tabú” entre muchas chicas de hoy en día, pero lo que no saben es el placer que puede llegar a producir.

Tumbado en la cama, mirando cómo Valeria me chupaba la polla mirándome a los ojos fijamente, mientras Ingrid me acariciaba los huevos y me los besaba, era una fantasía hecha realidad. Empezaron a restregarse por mi cuerpo, notaba como sus entrepiernas estaban muy mojadas, empecé a meterles los dedos y entraban solos, estaban tan cachondas como yo.

Sexo oral en tres partes

Una vez Ingrid empezaba a cabalgarme dejé que Valeria se pusiera encima de mi boca para chuparle el coño y hacer que tuviéramos una conexión sexual entre los tres. Era un momento mágico, no imaginaba lo cómodo y excitado que se podía estar estando con dos escorts universitarias. Cada vez el placer iba a más, notaba cómo se mojaban más. Valeria me dejaba la boca mojada, Ingrid no podía parar de gemir y cabalgarme… y yo cerraba los ojos disfrutando de cada segundo en aquel paraíso.

Cuando empezaba a querer correrme, les dije que pusieran sus bocas al lado de mi capullo y empecé a masturbarme rápidamente, mirándoles a los ojos mientras ellas abrían sus bocas ansiosas por mi corrida hasta que empecé a notar cómo empezaba a salir. Me corrí en sus lenguas mientras les miraba fijamente, sin querer pestañear para no perderme ni un segundo de ese primer trío junto a dos diosas en forma de escorts universitarias.

Entrada anterior
Nueva en el mundo de las escorts
Entrada siguiente
Juego de pistas erótico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Últimos artículos

Menú