Los 5 mitos del sexo que debes desechar

  1. Inicio
  2. Mi Diario
  3. Los 5 mitos del sexo que debes desechar

A pesar de que ya hace años que la información profesional y la charla desenfadada entre amigos sobre sexualidad se ha hecho bastante común entre la población española, se ha detectado la presencia de una serie de mitos sexuales que más que favorecer al conocimiento, lo único que hacen es entorpecer y confundir el disfrute del sexo. Por ello, desde Universitarias Catalanas queremos desmitificarlos.

1.- Los juguetes eróticos son para mujeres.  A pesar de que no son muchas las que confiesan usar un dildo o cualquier otro masturbador lo cierto es que son menos los hombres que se  animan a usar alguno. Solo deciros, chicos, que hay muchos masturbadores  para hombres y que os van a hacer alucinar.

2.- Ellas quieren a un superhombre.  Rotundamente no, ellas quieren tener buen sexo como todos queremos pero eso no implica que tengas que practicar todas las posturas del  Kamasutra ni hacer que tengan seis orgasmos seguidos. A veces lo normal  es lo mejor.

3.- Las mujeres tienen tres tipos de orgasmos. Las mujeres solo tienen un orgasmo, el clitoriano. Otra cosa es que puedan alcanzarlo desde muchos lugares.

4.- La infidelidad no es lo normal. En realidad lo biológicamente antinatural es la monogamia. Otra cosa es  que nuestra sociedad necesite familias felices para tener niños que mantengan la población.

5.- Los hombres siempre tienen más deseo sexual que las mujeres. Está demostrado que la curva de deseo sexual se invierte en ambos sexos, descendiente para los hombres a partir de los 50 años y  ascendente para las mujeres a partir de los 30 años.

Así que mejor olvidarse de mitos y de teorías y bajar al terreno de la práctica sexual, que es mucho más estimulante. Con nuestras escorts siempre va a haber terreno por descubrir y muchos juegos en los que te encantará perderte para disfrutar como pocas veces antes hayas disfrutado del sexo.

Entrada anterior
¿Un test de inteligencia sexual?
Entrada siguiente
Nunca a la cama te irás sin flipar una vez más
Últimos artículos

Menú