Ducha erótica

¿Quieres que nos mojemos juntos?

Imagina cómo el agua resbala por mi terso cuerpo. ¿No te mueres de ganas? Te espero en el baño… Soy una escort universitaria que hace ducha erótica sólo para ti.

Disfruta de tu escort universitaria húmeda

Cariño, seguro que has visto las fotos de todas las estudiantes que estamos a tu disposición. Como habrás observado, tenemos unos cuerpos de infarto y con las carnes muy bien puestas en su sitio. Para eso rondamos la veintena.

No habrás podido evitar imaginar qué se esconde debajo de los uniformes de nuestra universidad privada. Y es más, me atrevería a decir que probablemente, con tan sólo pensar en ello, ya te habrás puesto a tono.

Te confesaré que no es para menos. Estoy acostumbrada a ver cómo se cambian mis compañeras y hablando por mí misma, lo que te espera debajo de nuestras camisas y faldas es aún mejor de lo que hayas podido figurar en tus pensamientos.

Como ya sabes, somos alumnas muy traviesas que quedamos “Al salir de clase” sin que nadie se entere para dar rienda suelta a nuestra sexualidad y para practicar servicios fuera de lo común. En particular, uno de mis favoritos es el de la ducha erótica.

Me pone muy cachonda notar cómo los hombres se excitan viendo cómo el agua recorre cada uno de los rincones de mi cuerpo. Y eso hace que me apetezca aún más juguetear con vosotros y calentaros hasta que no podáis más. Me enjabono sensualmente y me agacho para llegar bien a las zonas más bajas. Así podéis disfrutar de todos y cada uno de los ángulos de mi figura.

Se mira…y se toca

Llegado el momento en el que no puedas aguantar más las ganas de sentir el suave tacto de mi piel, puedes unirte a la fiesta de la espuma conmigo. En este servicio puedes elegir estar conmigo en la ducha desde un principio, entrar a mitad y enjabonarte junto a mí o mantenerte simplemente como un mero espectador mientras yo gozo bajo el chorro. Tú eliges cómo quieres que lo haga.

En esta práctica lo bueno es que entran en juego dos sentidos fundamentales. Por supuesto, la vista, pero también el tacto. A diferencia de otras prestaciones, en la ducha sensual está más que permitido que toques… ¡Y mucho!

Déjate llevar y acaricia las zonas de mi cuerpo que más llamen tu atención. Yo también te tocaré deleitarme con tus formas masculinas. Pues no hay nada que me ponga más en este mundo que un hombre hecho y derecho. Que ya no sea un niñato.

¿Sabes qué? Me encantaría estar ahora mismo a tu lado y que me hicieras humedecer de golpe.

Deja las prisas fuera de la ducha erótica

El morbo está servido, ya que en este tipo de ducha se manejan unos tiempos lentos y todo debe marchar a su ritmo. Sin apresurarse. Disfrutando y saboreando cada uno de los momentos sexys que hará que te lleves grabados a fuego en tu memoria.

Una praxis alejada totalmente de las prisas y del estrés cotidianos. Pensada especialmente para aquellos a los que les gusta darle al botón de pause en su día de vez en cuando.

Es más, podría decirse que la ducha erótica con escorts universitarias puede convertirse en un acto terapéutico para ti. Yo haré que te olvides de tus problemas cotidianos y de esos quehaceres que te tienen tan tenso. Hasta de las riñas con tu mujer, si es que estás casado…

Yo seré tu vía de escape preferida. Te lo aseguro desde este preciso instante.

Todo son ventajas en la ducha

En este servicio todo son ventajas. Nos vendrá fenomenal para asegurarnos de estar limpitos antes de pasar a mayores. Es un increíble preliminar o si lo prefieres, puedes comenzar directamente por penetrarme dentro de la propia ducha y acabar fuera de ella.

Y lo bueno es que es una práctica que se puede compaginar perfectamente con otras. Como la del “Sushi sobre mí triple X”. Podemos ducharnos y después cenar o viceversa.

No hay normas escritas en esta prestación ni tampoco existen los límites. Las fronteras están en tu propia imaginación. Sólo tienes que decidir qué deseas hacer y contármelo. Los dos lo llevaremos a cabo y haré que tus fantasías se cumplan en un abrir y cerrar de ojos… y de piernas.

Por supuesto, la privacidad está garantizada conmigo. Yo tampoco quiero que sepan en mi facultad o los que me rodean que estoy quedando contigo. Lo hago por puro placer, porque soy muy viciosa y porque quiero sacarme un extra económico.

Vas a convertirte en adicto a mi cuerpo. Pero, ¿sabes qué? La buena noticia es que puedes repetir conmigo tantas veces como te apetezca.

Contáctame, ¡te dejaré el listón muy muy alto!

Escorts que ofrecen este servicio

Barcelona
Desi
1 hora
199
Barcelona
Erika
1 hora
199
Barcelona
Gala
1 hora
199
Barcelona
Gemma
1 hora
199
Barcelona
Helena
1 hora
199
Barcelona
Irina
1 hora
199
Barcelona
Joana
1 hora
199
Barcelona
Lelè
1 hora
199
Barcelona
Marina
1 hora
199
Barcelona
Reina
1 hora
199
Barcelona
Sonia
1 hora
199
Barcelona
Sophie
1 hora
199