«Esto va para la chica que a las 14.15 salía de la facultad de Turismo, morena con ojos azules. Me has encantado, quiero saber quién eres… ¡ya!»

Decenas de mensajes como este circulan por el muro de Facebook de «El Informer de la UAB», un servicio de mensajería anónima impulsado por alumnas de la Universidad Autónoma de Barcelona.

Según explican en su página web, las creadoras de «El Informer» comenzaron su periplo hace una semana. «¿No creéis que sería genial que hubiera un lugar para mandarle algo a esas personas que os gustan pero a las que no os atrevéis a decir nada?», se preguntaron. «Y nació «El Informer«. La idea era crear un lugar dentro de Facebook para que la gente enviase sus mensajes a todo aquel que le gustase, ya fuese en la biblioteca, en clase o en la parada del bus, con tal de que pudieran encontrarse».

El funcionamiento es sencillo. Un usuario de Facebook envía su mensaje, por privado, a la página, y ésta la publica de manera anónima en su tablón, de forma que todos los que sigan «El Informer» puedan verlo, bien para comprobar si son aludidos, bien para ayudar al «enamorado» a identificar a su «amor».

En algunas ciudades ya existía algún servicio que se difundía en diarios de ámbito universitario, tratando de poner en contacto a los alumnos más vergonzosos y sus hipotéticos amores. Pero «El Informer» ha traspasado fronteras.

En apenas unos días, la página ya ha superado los 10.000 «me gusta» en Facebook y la idea se ha extendido a otras universidades. Ya ha llegado a Galicia, donde los alumnos de la Universidade de Santiago de Compostela han creado una página propia. Además, otras universidades como la Jaume I de Castellón o la de Salamanca, también se han sumado. Es cuestión de tiempo que salte al resto de España. Sus propias creadoras reconocen que la dimensión que ha alcanzado su idea las obliga a dedicarle todo el día a su proyecto.

«El Informer de la UAB» también tiene cuenta de Twitter y ha organizado una fiesta de inauguración que tendrá lugar el próximo 31 de enero. En su web, ha decidido aglutinar a los servicios que surjan en el resto de universidades. El sueño de los enamoradizos más tímidos.

Entrada anterior
¿Universitarias catalanas? ¿Realmente las señoritas de esta web lo son?
Entrada siguiente
Natalia en el autobús…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Últimos artículos

Menú