Consiguiendo la libertad a través del sexo

  1. Inicio
  2. Mi Diario
  3. Consiguiendo la libertad a través del sexo

Las normas sociales nos moldean y limitan desde que somos pequeños. Desde edades muy tempranas nos enseñan qué podemos hacer y qué no, qué está permitido en ciertas situaciones y qué cosas es mejor no decir por mucho que las pensemos, no es de buena educación emitir crítica y si lo haces te expones a unas consecuencias… Y un largo etcétera. Todo esto nos suena a todos y cada uno de nosotros porque ninguno de nosotros escapa del imperio de las normas de conducta y los filtros de la sociedad.

Pero hay otra forma…

Existe la posibilidad de desencorsetarse, de pasarse a aquello que Lou Reed llamó “el lado salvaje de la vida”. Hay la oportunidad de desinhibirse y dejarse llevar y permitir que los instintos afloren y realmente ser quienes somos. Sin cortapisas. Sin límites. El sexo es un terreno perfecto para ello.

Cuando las luces se apagan y las puertas se cierran y la líbido preside las acciones no hay duda de que no actúa nuestra parte racional y las normas sociales quedan reducidas a la mínima expresión. Tengas sexo con tu pareja o Consiguiendo la libertad a través del sexo con una escort, la sensación es la misma. Libertad y placer. Y no hay nada que pueda reemplazarlos.

Con una chica de compañía la liberación es mayor aún, si cabe. Las escorts son liberales y están acostumbradas a que les pidan todo tipo de prácticas sexuales, desde sexo anal a bondage pasando por felaciones… o todo lo que se te ocurra. Una acompañante de lujo es la compañía perfecta para llegar más allá, para olvidarte de todo lo que es “normal” o “habitual” en las relaciones sexuales que mantienes con tu pareja y te va a permitir aventurarte en terreno desconocido. Saca tu animal salvaje en la cama porque no va a haber experiencia mejor.

Entrada anterior
Lucia , rectora de estas universitarias
Entrada siguiente
Escorts y peticiones especiales…
Últimos artículos

Menú